La Fuente

Fuente-de-la-Cibeles.-Fotografía_Pxhere.com-2-1024x768

La fuente es otra imagen muy desarrollada. En las églogas, con su marco pastoril típico, es donde más frecuentemente suele aparecer. En la Égloga II de Garcilaso es testigo importantísimo de la de la acción que se dramatiza:

En medio del invierno está templada

el agua dulce desta clara fuente,

y en el verano más que nieve helada”

En la literatura mítica se produce un uso simbólico de la fuente.

La fuente es origen de la gracia divina que gratuitamente lo inunda todo.

Un significado similar tiene “Cántico Espiritual” de S. J. de la Cruz, cuando los ojos del amado se reflejan en sus aguas cristalinas:

“¡Oh cristalina fuente,

si en esos tus semblantes plateados

formases de repente

los ojos deseados

que tengo en mis entrañas dibujados!”

SUMARIO 4. Consultorio 746. – Cervantes, verdaderamente manco?

La cultura durante el siglo XVI

FUENTE: HISTORIA Y VIDA

AÑO VI NÚMERO 62 MAYO 1973

* Revista mensual editada por Gaceta Ilustrada, S.A.

* Impreso en los talleres de “La Vanguardia”

* Director: Ramón Cunill

En su vida de Miguel de Cervantes Saavedra, publicada en Madrid en 1819 y varias veces reimpresa, Don Martín Fernández de Navarrete, aludiendo a la batalla de Lepanto, dice: ”Recibió Cervantes en tan activa refriega tres arcabuzazos, dos de ellos en el pecho, y el tercero en la mano izquierda, que le quedó manca y estropeada.” Lo mismo o algo muy semejante, escriben otros muchos ilustres biógrafos del autor del Quijote. ¿Por qué, entonces,  en El Huésped del Sevillano y alguna otra obra teatral los actores que encarnan a Cervantes salen a escena simulando que les falta el brazo? ¿Es que le cortaron dicho brazo a causa de las heridas recibidas? Creo que no. Y, por tanto, se debiera evitar el efecto deplorable de ver a Cervantes más mutilado de lo que quedó en Lepanto.

Si es que estoy en un error, les agradecería me sacaran de él.

Miguel Ortí Calvo Cuenca

Soldados republicanos en Belchite, recién conquistado
Leer Más