🌹Flor Ka ☠️

Para amantes de la poesía

Carta de invitación a la poesía

21/06/2020

Queridos amantes de la poesía:

Es para mí un honor invitarles a un encuentro único. Y digo único porque será la única vez que presentaré y despediré este libro en un mismo encuentro.

El encuentro es en Madrid, en el corazón de Malasaña, en un lugar, como he dicho ya, mágico y rebosante de arte. Les doy mi palabra que vale la pena conocerlo.

Recuerden que aún pueden, si quieren, comprar un ejemplar de esta primera edición, en Colmenar, en la librería del C.C. El Mirador, en el estanco de la calle Carrilejos y en la librería de la calle La Cuesta.

Cerquita de la calle Espíritu Santo, donde voy a celebrar el encuentro, pueden adquirirlo en La Casa de la Troya, en la calle Libreros núm. 6, una librería que ha tenido a bien aceptarme unos poquitos ejemplares.

También por esta misma vía, estaré encantada de mandarles un mensajero a sus domicilios, con el libro dedicado, adjuntando rubricada y lacrada una carta de agradecimiento.

Esperando sea el encuentro de su agrado,

Reciban un cordial saludo.

Flor Ka

XIII

13/06/2020

XIII

 

Él vivía en la Colonia de las Flores,

una orilla había a sus pies del Manzanares,

entre azucenas y abejoneares

las camelias desprendían mil olores.

 

Él vivía en la Colonia de las Flores,

no apreciaba su sabor a hierbabuena,

cuando a mi soledad golpeó la pena

le vinieron de repente mil dolores.

 

Él vivía en la Colonia de las Flores,

se enredaba cada atardecer de mayo

la corteza de su alma con el tallo

de mi corazón bebiendo mil licores.

FlorKa

Mis ganas en ron

03/06/2020

Mis ganas en ron

Hoy te he visto

y me ha dado un vuelco el corazón.

Tipo listo,

comprensivo y encantador.

Pero un bicho

por la tripa me ha rondado.

No te he dicho

que tus ojos me han clavado.

Y te has ido

pues tu chica te esperaba.

Yo me quedo

como siempre con las ganas.

Las ganas de ti.

 

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el sabor

que en tus labios yo probé.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el olor

que en tu cuello respiré.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé el sabor.

Nuestro encuentro

tu cariño se hizo un viaje,

me besaste

no te pude hacer chantaje,

ya era tarde

pues con ella compartías

tu equipaje, casa, perros y alegrías.

No hay culpable

de que me quedara fuera

de tu vida

amarrada a una botella.

Fue un error

que esa noche tú me vieras,

me dolió

que pensaras tanto en ella.

 

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el sabor

que en tus labios yo probé.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el olor

que en tu cuello respiré.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé el sabor.

Flor Ka

 

Todos los derechos reservados.

 


23/05/2020

XXI

 

Tú querías que te dejara de querer

 

Y lo has conseguido…

Solo me quedan las ganas de beber

a ver si te olvido.

 

 

El tren en el que voy de pasajera

me lleva hacia el dolor.

Mejor será que baje en la primera

parada del amor.

 

Camino de la mano con cualquier

inútil que se atreve a aconsejarme,

cambiando sufrimiento por placer

nadie vendrá a rogarme.

 

 

2018-08-17_21.13.31.jpg

Maldita sea la noche que me viste,

maldita sea la funda de mi almohada,

maldito sea el cantar de esta voz triste,

maldito el despertar sin tu mirada.

 

Camarero, por favor, sírvame otra copa,

mientras que viene a llevarme ese Señor

al purgatorio.

 

Olvidar tu sabor en otra boca,

castigo, castigo semejante es mortuorio.

Flor-Ka

 

 

 


23/05/2020

V

Mi infancia son recuerdos de un olivar de Castilla,

la maciza cordillera de la sierra madrileña,

un tejado destruido era mi playa de arcilla,

una higuera fructuosa y un remolque lleno leña.

Una sultana, siempre sosteniendo el candelero,

más tres patanes convirtiéronse en hermanos,

más un regidor, siempre mitigando su tempero,

igual a una familia formada por humanos.

Tuve una loba muy perra que escapó sin el campano,

tuve también la ilusión que me daba el mes de mayo.

Disculpen si no recuerdo quién me daba la mano

ni cuándo debuté galopando en mi caballo.

Mas recuerdo mi presente afonía hecha añicos

y mi pobre corazón pudriéndose en desdicha.

Bien sabían mis amigos que no andaban con ricos.

Bien sabía mi oración que nunca iba a ser dicha.

Las mañanas de novillos con guirnaldas de sativa,

esquivando el tiempo (sabemos lo que hablamos)

de acudir a misa y la conciencia conflictiva

por malversar las pagas de los Domingos de Ramos.

(….)IMG_20200523_220324

Perdonen otra vez mi memoria adormecida,

no sé cuándo forjé esta coraza poco afable,

pero sí recuerdo muy profunda aquella herida

que nació y se alimentó en mi infancia deplorable.

Flor-Ka