ūüĆĻFlor Ka ‚ė†ÔłŹ

Para amantes de la poesía

XIII

13/06/2020

XIII

 

√Čl viv√≠a en la Colonia de las Flores,

una orilla había a sus pies del Manzanares,

entre azucenas y abejoneares

las camelias desprendían mil olores.

 

√Čl viv√≠a en la Colonia de las Flores,

no apreciaba su sabor a hierbabuena,

cuando a mi soledad golpeó la pena

le vinieron de repente mil dolores.

 

√Čl viv√≠a en la Colonia de las Flores,

se enredaba cada atardecer de mayo

la corteza de su alma con el tallo

de mi corazón bebiendo mil licores.

FlorKa

La campana de crital

Sylvia Plath

 

Publicada inicialmente bajo pseud√≥nimo poco despu√©s del suicidio de su autora, La campana de cristal es la cr√≥nica de un a√Īo en la vida de Esther Greenwood, el a√Īo de su depresi√≥n nerviosa y la terapia profesional siguiente, con ocasionales saltos en el tiempo hacia su √©poca de estudiante, hasta la reintegraci√≥n final de la protagonista en el mundo.

 

‚ÄúEsta novela contempla la locura del mundo y el mundo de la locura y nos fuerza a considerar el gran interrogante planteado por toda verdadera ficci√≥n realista: ¬Ņqu√© es la realidad y c√≥mo enfrentarse a ella?‚ÄĚ

Robert Scholes, New York Times Books Review

Editorial POCKET EDHAS

 

‚ÄúMorir es un arte y yo lo hago excepcionalmente bien‚ÄĚ.

Sylvia Plath

 

Encerrada en horno de gas. 30 a√Īos.

Londres, 1963

IMG_20200607_220750

 

 

07/06/2020

LLEGADA DE LA POES√ćA

Estoy conmigo, pero tengo miedo.

Andan cerca rumores misteriosos.

Interfiero demonios neblinosos

y la tinta hace luto por mi dedo.

 

Una alarma esta noche va conmigo;

y ese ruido a cristal con una gota

o a pedazo de m√ļsica remota

me estremece y no encuentro lo que digo.

 

El silencio es redondo y yo soy suya.

Tengo miedo… se asoma el Infinito.

No hay rincón en mi alma que no huya;

 

canta en ella alg√ļn p√°jaro maldito,

y de ponto da el miedo un aleluya

y esto sola con esto que ya he escrito.

1958

 

 

Y casi sin por qué, casi por nada. III

 

MADRIGALES

 

III

Esa boca que sale de paseo

con su hambre de amor, totalitaria;

esa boca que fuma y canta un aria

me recuerda a la luz en el deseo.

 

Esa boca, tan dulce, que bojeo,

bien parece una fruta  imaginaria;

esa boca de carne planetaria

que me obliga a temblar con su aleteo.

 

Esa boca lujosa, hospitalaria,

donde pongo las nubes que recreo,

tiene suaves delirios de vicaria

 

y chispazos de nuca en apogeo.

es por eso que, a penas la poseo,

y me besa se vuelve una plegaria.

 

Carilda Oliver Labra

                                                                                       

Mis ganas en ron

03/06/2020

Mis ganas en ron

Hoy te he visto

y me ha dado un vuelco el corazón.

Tipo listo,

comprensivo y encantador.

Pero un bicho

por la tripa me ha rondado.

No te he dicho

que tus ojos me han clavado.

Y te has ido

pues tu chica te esperaba.

Yo me quedo

como siempre con las ganas.

Las ganas de ti.

 

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el sabor

que en tus labios yo probé.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el olor

que en tu cuello respiré.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé el sabor.

Nuestro encuentro

tu cari√Īo se hizo un viaje,

me besaste

no te pude hacer chantaje,

ya era tarde

pues con ella compartías

tu equipaje, casa, perros y alegrías.

No hay culpable

de que me quedara fuera

de tu vida

amarrada a una botella.

Fue un error

que esa noche t√ļ me vieras,

me dolió

que pensaras tanto en ella.

 

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el sabor

que en tus labios yo probé.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé

cómo era el olor

que en tu cuello respiré.

Mis ganas en ron,

hace tiempo que olvidé el sabor.

Flor Ka

 

Todos los derechos reservados.

 

Carta a usted

30/05/2020

Buesa naci√≥ el 2 de septiembre de 1910, en Cruces, antigua provincia de Las Villas. En su adolescencia se mud√≥ a la ciudad de Cienfuegos para continuar sus estudios en el Colegio de los Hermanos Maristas. A√ļn joven, se traslad√≥ a La Habana, donde se incorpor√≥ a los grupos literarios existentes en aquel entonces.

Public√≥ su primer libro de poes√≠as a los 22 a√Īos de edad y continu√≥ con una producci√≥n constante que se difundi√≥ ampliamente por todos los pa√≠ses de habla hispana. Ha sido considerado como el m√°s popular de los poetas en la Cuba de su √©poca.

Buesa abandon√≥ Cuba en 1961, recorri√≥ Espa√Īa, El Salvador y finalmente se estableci√≥ en Santo Domingo. Los √ļltimos a√Īos de su vida los dedic√≥ a la ense√Īanza. Ejerci√≥ como catedr√°tico de Literatura en la Universidad Nacional Pedro Henr√≠quez Ure√Īa, en Rep√ļblica Dominicana, donde muri√≥ el 14 de agosto de 1982.

https://diariodecuba.com/cultura/1375722143_4517.html


23/05/2020

XXI

 

T√ļ quer√≠as que te dejara de querer

 

Y lo has conseguido…

Solo me quedan las ganas de beber

a ver si te olvido.

 

 

El tren en el que voy de pasajera

me lleva hacia el dolor.

Mejor ser√° que baje en la primera

parada del amor.

 

Camino de la mano con cualquier

in√ļtil que se atreve a aconsejarme,

cambiando sufrimiento por placer

nadie vendr√° a rogarme.

 

 

2018-08-17_21.13.31.jpg

Maldita sea la noche que me viste,

maldita sea la funda de mi almohada,

maldito sea el cantar de esta voz triste,

maldito el despertar sin tu mirada.

 

Camarero, por favor, sírvame otra copa,

mientras que viene a llevarme ese Se√Īor

al purgatorio.

 

Olvidar tu sabor en otra boca,

castigo, castigo semejante es mortuorio.

Flor-Ka

 

 

 


23/05/2020

V

Mi infancia son recuerdos de un olivar de Castilla,

la maciza cordillera de la sierra madrile√Īa,

un tejado destruido era mi playa de arcilla,

una higuera fructuosa y un remolque lleno le√Īa.

Una sultana, siempre sosteniendo el candelero,

más tres patanes convirtiéronse en hermanos,

m√°s un regidor, siempre mitigando su tempero,

igual a una familia formada por humanos.

Tuve una loba muy perra que escapó sin el campano,

tuve también la ilusión que me daba el mes de mayo.

Disculpen si no recuerdo quién me daba la mano

ni cuándo debuté galopando en mi caballo.

Mas recuerdo mi presente afon√≠a hecha a√Īicos

y mi pobre corazón pudriéndose en desdicha.

Bien sabían mis amigos que no andaban con ricos.

Bien sabía mi oración que nunca iba a ser dicha.

Las ma√Īanas de novillos con guirnaldas de sativa,

esquivando el tiempo (sabemos lo que hablamos)

de acudir a misa y la conciencia conflictiva

por malversar las pagas de los Domingos de Ramos.

(….)IMG_20200523_220324

Perdonen otra vez mi memoria adormecida,

no sé cuándo forjé esta coraza poco afable,

pero sí recuerdo muy profunda aquella herida

que nació y se alimentó en mi infancia deplorable.

Flor-Ka

Los Nietos del 98 nacieron entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Con la p√©rdida en 1898 de las √ļltimas colonias espa√Īolas, Cuba, Puerto Rico y Filipinas, muchos intelectuales espa√Īoles, entre los que destacan los escritores de la Generaci√≥n del 98, aprovecharon para hablar del mal momento por el que pasaba Espa√Īa.

Generaciondel98

 D. Ramón María del Valle-Inclán en plena tertulia literaria con otros intelectuales

 

Continuar leyendo