Isabel la Católica II

Madrigal de las Altas Torres- imagen- (Pinterest)

Año 1451. Los tiempos son malos. Castilla hierve en una agonía constante. El rey, preocupado por las artes, protector de la poesía, es sin embargo débil de carácter y ha descuidado las labores de gobierno en manos de un válido todopoderoso, ambicioso y tenaz: don Álvaro de Luna; y es este ministro omnipotente quien en realidad gobierna los reinos de Castilla. La Corte vive solo pendiente de los espectáculos que el ministro organiza.

 

Libro: Isabel la Católica

Adaptación: Basilio Losada

Edición 1976

EDICIONES AFHA INTERNACIONAL, S.A.

 

Publicado por

Flor Ka

El poeta es, por definición, póstumo. Comienza a vivir después de su muerte, y, cuando está vivo, camina con un pie en la tumba. Eso produce una especie de cojera que da a su aspecto cierto encanto. JEAN COCTEAU

Leave a Comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s